Aborígenes australianos: la cultura más antigua de la tierra se rebela contra su suerte

Los primeros habitantes de la isla-continente reclaman mayores derechos

Bailarines aborígenes en apertura de la convención del Urulu.
Bailarines aborígenes en apertura de la convención del Urulu. LUCY HUGHES JONES EFE

Los aborígenes australianos encarnan la cultura continua más antigua de la tierray, seguramente, también la más desdichada. La llegada en 1788 de los colonos británicos, la llamada Primera Flota, fue un cataclismo para estos habitantes primigenios de la gran isla-continente. El desastre se prolongó durante siglos porque hasta 1967 no fueron considerados ciudadanos y hasta 2008 el Gobierno de Canberra no pidió perdón por una atrocidad que ahora parece increíble: las llamadas Generaciones Robadas, miles de niños aborígenes que fueron arrancados de sus familias y criados en centros o familias de acogida. Con motivo del 50 aniversario de su inclusión en el censo, líderes aborígenes de toda Australia se reunieron el pasado fin de semana en la roca sagrada Uluru para reivindicar sus derechos, en lo que se ha convertido en la mayor concentración de representantes de estos pueblos en décadas.

La reunión, que congregó a 250 líderes de diferentes comunidades, concluyó con una reclamación ante el Gobierno que significaría un profundo cambio en la estructura jurídica del país, según informó la prensa australiana. Lo que proponen los representantes de los Aborígenes y los habitantes de las islas del Estrecho de Torres –nombre oficial de los pueblos que habitaban Australia antes de que llegaran los europeos– es la creación de un órgano de representación indígena dentro del Parlamento, que concluiría con la redacción de un nuevo tratado que rija el país. “Los aborígenes se unen en la reclamación de un cambio que vaya más allá de los símbolos”, tituló el diario The Star en su resumen de la reunión.

“Queremos que se lleven a cabo reformas constitucionales para dar poder real a nuestra gente y recuperar el lugar que merecemos en nuestro propio país”, expresó en un discurso Megan Davis, profesora de Derecho de la Universidad de Sídney, experta de la ONU en el Foro de los Pueblos Indígenas y miembro del panel de investigadores nombrado en 2011 por el Gobierno australiano para estudiar el encaje constitucional de los aborígenes. “Cuando tengamos el poder sobre nuestro destino, nuestros hijos florecerán. Caminarán por dos mundos y su cultura será un regalo para nuestro país”, agregó. “No queremos el tipo de reforma simbólica que Australia pueda vender a otros países. Queremos ocuparnos de nuestros propios asuntos”, señaló otro asistente a la reunión, el líder aborigen Geoff Clarke.

Sobre el encuentro en el Uluru –esa inmensa roca maciza roja situada en el centro de la isla-continente, que es uno de los símbolos de Australia– planearon los espeluznantes datos que reflejan la situación de los primeros pobladores. Por ejemplo, los aborígenes tienen 18 veces más posibilidades que los otros habitantes de Australia de acabar en prisión, según un informe publicado en 2014 por el Australian Institute of Aboriginal and Torres Strait Islanders Studies (AIATSI), el órgano oficial que estudia esta comunidad. Esta disparidad es seis veces mayor que la que separa a blancos y negros en Estados Unidos. “Desgraciadamente, los esfuerzos para reducir el porcentaje de aborígenes encarcelados ha sido un total fracaso”, señalaba el informe.

Cualquiera que haya viajado a Australia y visitado una comunidad aborigen habrá podido comprobar la pobreza y marginación en la que vive una parte muy importante de esta población, que padece enormes problemas de alcoholismo. Los aborígenes tienen la sensación de que no son dueños de su destino en el país que fue suyo durante más de 50.000 años (la presencia de otros pueblos en Australia representa sólo un 1% del tiempo que el homo sapiens lleva en esta parte del mundo). El hecho de que solo a partir de 1967, después de un referéndum en el que el sí ganó por una abrumadora mayoría, fuesen añadidos al censo y considerados personas demuestra la forma en que fueron tratados, al igual que los niños robados a sus padres, que un informe oficial de 1997 cifró en unos 100.000.

No está claro cuántos aborígenes vivían en Australia cuando llegaron los ingleses, aunque la mayoría de los expertos creen que entre 750.000 y 1 millón. En 1901, quedaban 93.000, arrasados por las enfermedades y las matanzas. Actualmente son unos 700.000, en torno al 3% de los 23 millones de australianos.

Esta reclamación de nuevos derechos coincide con dos noticias arqueológicas muy significativas. Por un lado, a mediados de mayo un grupo de investigadores anunció que se había descubierto la evidencia más antigua de la presencia humana en Australia, hace 50.000 años (los bisontes de Altamira fueron pintados hace unos 15.000 años). Los humanos actuales llegaron a Sahul (un continente desaparecido que unía Australia y Nueva Guinea) antes que a Europa y lo tuvieron que hacer necesariamente navegando, porque ese territorio siempre ha sido una isla. La primera conquista de Australia es una de las hazañas más sorprendentes de la humanidad: alguien llegó navegando a un lugar tremendamente remoto cuando, en teoría, no sabíamos navegar y forjó una cultura que se sigue conservando, porque los aborígenes de ahora se sienten totalmente herederos y conectados con los habitantes de entonces. Su tiempo es horizontal, no vertical.

Por otro lado, un estudio publicado en Scientific reports en marzo mostraba que está conexión es también genética: los estudios del ADN indicaban que la llegada humana a Australia se produjo hace unos 55.000 años y que la herencia genética se mantenía en las poblaciones actuales, sin que se hayan producido grandes cambios durante el Holoceno (la edad geológica que comenzó hace 10.000 años y algunos científicos consideran que está acabando ahora). El estudio concluía que las poblaciones aborígenes actuales son herederas directas de aquellos primeros pobladores. Hasta la llegada del capitán Cook en 1770 y la colonización de la Primera Flota, en 1788, cuyo objetivo era llevar presos británicos al otro lado mundo, estuvieron solos. Como demuestra la reunión del Uluru, el desastre no ha acabado.

Fuente: El Pais

Koolhaas lo apuesta todo al techo – Arquitectura en Australia

El pabellón Naomi Milgrom que OMA levantará en Melbourne concentra sus recursos en una cubierta forrada de aluminio que refleja la ciudad

Koolhaas lo apuesta todo al techo

Un techo en el paisaje. Una cubierta flotante. Un prisma de dos metros de altura que parece flotar sobre la vegetación. Un volumen panelado en aluminio diseñado para ser devorado por el entorno de los jardines Queen Victoria de Melbourne. También para reflejar los rascacielos de la ciudad. Una arquitectura intrigante y sin embargo sencilla que ambiciona desaparecer. Todo eso quiere ser el pabellón ideado por OMA que la la Fundación Naomi Milgrom construirá en Melbourne el próximo mes de Octubre (podrá visitarse hasta Febrero de 2018).

Koolhaas lo apuesta todo al techo

El pabellón visible, la cubierta plateada, corona un anfiteatro que parece excavado en el parque. Por eso en lugar de muros laterales, dos montículos forrados con vegetación local ocultan las gradas que cierran lateralmente el edificio. Una de esas dos tribunas, la menor, es móvil y puede, con ese movimiento, transformar el espacio interior en exterior abriendo sus puertas al público que queda fuera.

Más allá de pesar sobre el paisaje, o flotar sobre él, la cubierta ideada por Koolhaas y su equipo concentra buena parte de las instalaciones del pabellón temporal: desde la iluminación hasta los telones y cortinajes que quedan recogidos en ese prisma. Así, en este pabellón de Koolhaas nada es lo que parece: el paisaje se convierte en arquitectura -el terreno excavado de las fachadas laterales- y la propia arquitectura –reducida a la cubierta- quiere ser paisaje camuflada por el reflejo del entorno vegetal de los jardines.

Fuente: El pais

Contratos ferroviarios para Acciona en Australia y Ferrovial en Polonia

La empresa que preside Entrecanales participará en un proyecto de 350 millones y la firma de Del Pino, en otro de 233 millones

Las empresas españolas siguen creciendo en el exterior con contratos ferroviarios. Acciona se ha hecho con uno de los mayores proyectos actualmente en marcha en Australia, la modernización de una línea para reforzar el servicio en Melbourne, por un importe de 518 millones de dólares australianos (unos 350 millones de euros), según informó el grupo. Ferrovial, por su parte, modernizará una línea de ferrocarril en Polonia por valor de 223 millones de euros.

Un tramo de la línea Ballarat en Australia
Un tramo de la línea Ballarat en Australia ACCIONA

En el caso de Acciona, el proyecto en Australia es el primer proyecto que el grupo presidido por José Manuel Entrecanales consigue a través de Geotech, la firma que compró recientemente en el país, con el que además refuerza la destacada presencia que tiene en Australia desde 2002.

Se trata de la modernización de la línea Ballarat para ofrecer más trenes y con mayor frecuencia para la creciente población de los barrios occidentales de Melbourne. La obra, que cuenta con unos 518 millones de dólares australianos de presupuesto –unos 350 millones de euros- permitirá la mejora del servicio especialmente en las horas punta.

El proyecto se iniciará a principios de 2018 y está previsto que finalice a finales de 2019. Contempla la duplicación de 18 kilómetros de vía entre Deer Park West y Melton; la construcción de plataformas adicionales en las estaciones de Bacchus Marsh y Ballan; la modernización de la estación de Rockbank y la ampliación de las plataformas, la construcción de un nuevo enlace peatonal y un nuevo aparcamiento, entre otras mejoras.

En cuanto a Ferrovial, el grupo que preside Rafael del Pino se refuerza en uno de sus principales mercados, Polonia. Allí opera a través de Budimex, que ya ha participado en proyectos como el tren metropolitano de Gdansk o la estación central de Breslavia. El contrato logrado ahora con la compañía operadora de los ferrocarriles polacos, de 223 millones, consiste en modernizar dos tramos de la línea ferroviaria número siete, que enlaza Varsovia y Dorohusk, en la frontera ucraniana.

En el primer tramo, de 51,7 kilómetros de longitud (que une las localidades de Pilawa y Deblin), acometerá la instalación de nuevas vías y cantenarias, un nuevo sistema de control y la reforma y construcción de 38 estructuras, que incluyen puentes, pasos elevados o subterráneos, túneles y alcantarillado. En el segundo tramo, de 30 kilómetros de longitud y que conecta las localidades de Otwock y Pilawa, Budimex trabajará junto con Ferrovial Agromán para mejorar las vías, estaciones, cruces a nivel y otros elementos.

Fuente: El pais

La Alianza del Pacífico abre sus puertas a Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Singapur

México, Colombia, Perú y Chile buscan una mayor integración de América y abrirse a nuevos mercados

El consejo de ministros de la Alianza del Pacífico, este jueves en Cali.
El consejo de ministros de la Alianza del Pacífico, este jueves en Cali. LEONARDO MUÑOZ EFE

La cumbre de la Alianza del Pacífico que se celebra entre este jueves y el viernes en Cali ha comenzado a cumplir sus objetivos de cooperación comercial. El organismo fundado en 2011 por México, Colombia, Perú y Chile ha aprobado la incorporación de Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Singapur en calidad de miembros asociados. Estos cuatro países adquieren así la categoría de socios de la organización, que cuenta además con 52 observadores. Así lo ha anunciado Juan Manuel Santos, presidente de Colombia y anfitrión del encuentro. “Hoy vamos a tomar una decisión muy importante y es abrir la Alianza del Pacífico a socios en una categoría que hemos llamado miembros asociados”, afirmó en una entrevista radiofónica.

Esta coalición de Estados latinoamericanos busca ampliar horizontes y fortalecer lazos con otras regiones, sobre todo con los mercados asiáticos. Sus presidentes clausurarán mañana la cita con un mensaje de fondo. Esto es, América Latina necesita mayor integración y el instrumento para lograrla es la Alianza del Pacífico. La chilena Michelle Bachelet, el mexicano Enrique Peña Nieto y el peruano Pedro Pablo Kuczynski destacan la importancia de la colaboración y la unión transnacional sobre todo ante una coyuntura económica compleja.

La incorporación de nuevos socios, las posibilidades que se abren en la otra orilla del océano y la importancia del libre comercio y la movilidad son algunos de los ejes de la cumbre. “El escenario internacional nos ha puesto nuevos desafíos. Frente a esto hemos asumido un compromiso con la integración”, señaló Bachelet en un vídeo que resume la declaración de intenciones de este encuentro, que, en palabras de Peña Nieto “abre nuevas oportunidades en la región de Asia Pacífico”. “La integración hace la fuerza, América Latina se tiene que integrar y abrir mercados, establecer nuevas industrias, facilitar el transporte”, dijo Kuczynski.

Los cuatro países de la alianza, que tiene cerca de 225 millones de habitantes y el 35% del PIB de América Latina, intentan tomar nuevo impulso en un momento decisivo para la región, pendiente de los efectos de la Administración de Donald Trump y cada vez más interesada en las relaciones con China. Los nuevos Estados asociados a este organismo van a alentar los intercambios comerciales. Pero, ¿cuáles son los principales retos? “Trabajamos de forma incansable y articuladamente con los empresarios para garantizar que nuestros países ofrezcan condiciones idóneas para el desarrollo de los negocios y para favorecer un comercio cada vez más integrado con cadenas globales de valor”, consideró la ministra colombiana de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture.

Fuente: El pais 

Portugal, paraíso del litio para mineros australianos

La escondida región de Trás-os Montes es un filón para componentes de coches eléctricos

El castillo de Lindoso, en la región de Minho y Tras-os-Montes.rn
El castillo de Lindoso, en la región de Minho y Tras-os-Montes. GONZALO AZUMENDI

Mineros británicos y australianos andan a la carrera en Portugal. Buscan el mismo material, litio, y en la misma región del noreste, Tràs-os-Montes. Quieren hacer de ese recóndito lugar el primer fabricante europeo del componente fundamental de los coches eléctricos.

El nombre lo dice todo, Trás-os Montes, detrás de los montes, y, realmente, detrás de todo; tierra de nadie, lindante con Galicia y Castilla, olvidada del desarrollo económico y turístico, pese a su riqueza natural.

Repentinamente, esa esquina de Portugal es apetecida por todos. El Gobierno ha recibido en un año 36 solicitudes para explotaciones mineras, la mayoría en la misma región y por el mismo material. Aunque son peticiones de empresas de diferentes países, la británica Savannah y la australiana Dakota llevan la delantera.

Diga lo que diga Trump, el futuro son las energías renovables y automóviles funcionando con baterías, y éstas necesitan litio. Portugal ya es el sexto productor mundial, a gran distancia de Argentina, Australia y Chile, pero su producción se dedica a la fabricación nacional de cerámica y vidrio. El creciente interés por el coche eléctrico y la consiguiente subida de precio de ese metal blando hacen rentable las prospecciones de Trás-os Montes. Europa consume el 24% del litio mundial pero solo produce el 2%.

La británica Savannah explotará más de 1.000 kilómetros cuadrados, entre los pueblos de Covas de Barroso, Barca d’Arga y Támega, ya pegados a España. Según la compañía, la mina de Barroso puede transformar la industria europea del litio y Portugal convertirse en el primer productor europeo de litio de calidad para baterías.

La multinacional australiana Dakota Minerals, sin embargo, es la que va más rápido. Hace unas semanas comunicó a sus accionistas que sus prospecciones en Cepeda y el proceso de purificación realizado en Alemania daban resultados positivos, por lo que sigue adelante el plan para invertir 400 millones en una fábrica de transformación en la vecina Montalegre. Dará trabajo a 200 personas y comenzará a producir en 2019 litio made in Portugal.

Dakota Minerals: https://www.dakotaminerals.com.au/index.php/asx-announcements/2017/download?path=1677696.pdf

Fuente: El pais

El embajador de Australia visita Navantia

El embajador de Australia visita Navantia

Junto con representantes de otros países de la región Asia-Pacífico viajaron hasta Ferrol para conocer el astillero de la compañía

Navantia continua desarrollando su estrategia de consolidar su negocio en los mercados exteriores, pilar fundamental de su estructura empresarial. La compañía pública española ha desarrollado programas navales en más de 19 países y actualmente mantiene abiertas oficinas en Australia, Qatar, India, Turquía y Brasil.

Como parte de esta política empresarial el pasado 6 de julio se organizó una visita al astillero de Ferrol para un grupo de embajadores la región Asia-Pacífico. Junto con el embajador de Australia en España, Timothy Kane, acudieron a Ferrol los representantes de Kazajistán, Indonesia, Tailandia, Vietnam, Filipinas, Nueva Zelanda, India, Afganistán e Irán, que estuvieron acompañados por el director general del IGAPE (Instituto Gallego de Promoción Económica).

Los representantes de la zona Asia-Pacífico fueron recibidos por el director del astillero, Rafael Suárez, y pudieron conocer tanto la capacidad de diseño y producción del centro durante un recorrido por las instalaciones, como la historia de la construcción naval en Ferrol en su visita al museo Exponav.

Fuente: Fuandacíon Consejo España Australia

‘Lion’, nominada a los Oscar, abre el II Ciclo de Cine Australiano 2017

La inauguración en el Principal contará con la presencia del embajador del país oceánico

ASBA (Australia Spain Business Association), la Embajada de Australia, el Ayuntamiento de Santiago y el Centro de Linguas Modernas de la Universidad de Santiago abren esta tarde en el Teatro Principal una muestra de cine australiano como la que ya tuvo lugar a finales de 2014 en A Coruña y a mediados de 2015 también en Compostela. El objetivo es “dar continuidad a la presencia de un cine que deja huella”, afirman los promotores de este ciclo de cine.
Australia es un país con una potente industria cinematográfica en constante expansión, como se demuestra también a través de las coproducciones que realiza con otros países. Éxitos como Australia (2008), El discurso del Rey (2010), Animal Kingdom (2010) o Mad Max (1979-2015), por citar algunos títulos, ejemplifican el potencial narrativo en todos los géneros de este cine que ya tiene una extensa trayectoria y que ha logrado ocupar un lugar en la distribución internacional. De hecho, en 2017, Australia recibió 13 nominaciones a los Oscar, que incluyen dos películas en la categoría de mejor película.
Las cinco películas que se van a proyectar en el II Ciclo de Cine Australiano tratan temas de la vida cotidiana y doméstica de una sociedad abierta, multicultural y tolerante, pero con sus reglas de juego. Las cintas que se van a exhibir en este ciclo desde esta noche son Lion (19 de junio), Paper Planes (26 de junio), The Dressmaker (1 de julio), Blinky Bill (2 de julio) y Son of a Gun (18 de julio), todas ellas en versión original subtituladas.

Fuente: El correo gallego

Fotos de la inaguracción

First cut of steel sees a major milestone achieved

The first cut of the steel being used to build the Royal Australian Navy’s auxiliary oiler and replenishment ships (AORs) has been undertaken on 19th. June, following the successful completion of the critical design review.

Navantia was awarded the contract to construct the ships which will replace the Navy’s current supply ships HMA Ships Success and Sirius. The new AORs are scheduled to be delivered by 2019 and 2020.

Managing Director of Navantia Australia Francisco Baron said today marks an important milestone in the SEA1654 project.

“Today we have reached the first major milestone in the delivery of this key enabling capability to Navy”.

“Navantia understands the importance of meeting targets at the initial design and build stages to deliver a capability on time and on budget and that’s why the importance of cutting steel today, on schedule, is so important”, Mr Baron concluded.

Australian industry will play a key role in the build of the AORs with a minimum $120million of investment into Australian products, skills and expertise. As part of this, 4500 tonnes of the steel has been sourced from BlueScope.

Navantia Australia Board Member Warren King says Navantia’s engagement with Australian Industry to build the AORs highlights the capability and capacity of local businesses which has been further demonstrated in the build of the Navantia designed Hobart Class destroyers.

“We have a world class supply chain right here in Australia – it’s a combination of the right skills, right people and right attitude – that’s something Navantia Australia has come to know over the years engaged with the Australian supply chain.

Mr King says Navantia’s understanding of the Australian supply chain makes Navantia confident that their bid for the SEA5000 Future Frigates project will provide the best opportunities for Australian industry.

“Navantia sees our local industry as critical to the build of the Future Frigates and critical to the future success of a sovereign shipbuilding industry. It’s a relationship we at Navantia have invested in and will continue to develop to grow Navantia in Australia and to grow Australian industry.

In addition to BlueScope’s steel the AORs Integrated Platform Management System – the system that controls and monitors all the platform systems – will be built in Australia by NSAG, Navantia’s joint venture with Adelaide based SAGE Automation’s Hobart’s Taylor Bros will supply a range of services including hospital, laundry  and galley fitouts while SAAB Australia will supply the combat management systems and Raytheon Australia will supply the communications systems.

Navantia as full responsible for the sustainment of both ships for their first five years of operation is already working in the sustainment arrangements for the future ships which will imply a bigger presence in Sydney and the opening of an office in Western Australia to support and maintain both ships.

Fuente: Navantia

NSAG joint venture (Navantia Australia and SAGE) wins contract to supply Integrated Platform Management Systems

Navantia and NSAG have signed a $2.8m purchase order which will see NSAG supply the Integrated Platform Management System (IPMS) to the Royal Australian Navy’s AOR (Auxiliary Oil Replenishment) ships currently under construction under Defence’s SEA1654 program. The order was signed in Adelaide on 23rd. May.

A critical control system on-board a Navy vessel, the IPMS is key to the safety of sailors and provides a significant control over ship operation. The IPMS developed by NSAG has already been installed on the two Canberra Class Amphibious Assault Ships and aboard the three Hobart Class Destroyers.

NSAG, a Navantia Australia and SAGE Automation Joint Venture will install the enclosures and consoles and provide IPMS support under a 5-year support contract.

Navantia Australia’s Managing Director Francisco Barón has welcomed the announcement and used the occasion to highlight the importance of partnering with Australian experts to contribute to the Australian ship building industry.

“NSAG will play a critical role in continuing to develop skills to support the naval shipbuilding industry into the future as we support the Government’s naval shipbuilding enterprise”, Mr Barón said. “The NSAG joint venture between Navantia Australia and SAGE Automation is a key partnership which Navantia Australia has undertaken to help grow Australian skills and capabilities to contribute to these important programs.”

SAGE Automation’s CEO Adrian Fahey says that this partnership drives diversification and supports Australian business.

“NSAG has the capability, resources and commitment to remain a key member of the local supply chain for naval shipbuilding and ongoing support in Australia”.

“This successful partnership has been a catalyst in our diversification to become an advanced manufacturer, which is enabling us to compete globally and support other Australian businesses to do the same” Mr Fahey concluded.

NSAG has submitted proposals for the Offshore Patrol Vessels and will be part of Navantia’s bid for the Future Frigates, opportunities that will bring to South Australian jobs that are in the most innovative space of the shipbuilding.

This latest contract brings the total Royal Australian Navy (RAN) ships with the NSAG IPMS to a total of 7, supporting more than 1500 crew to operate the RAN’s newest naval assets.

MERIENDA BY THE RIVER – MADRID

G’day!

 

The Gudonya group has organised its next event: Merienda at the River

 

Sunday, June 4, 2017

6:00pm 9:00pm 18:00 21:00

Cafe del Rio, Avenida de Portugal 1, Madrid

 

With warm weather well and truly here, the plan is for casual drinks at a lovely spot on Madrid Rio, across the river from the Palacio Real. The event is family-friendly, you’re welcome to bring the kids. For those who get peckish, there will be a limited menu until 8:15 pm. Those who would like to stay for dinner can do so.

 

Ask for the “Gudonya” reservation when you arrive, the tables will be outside on the terrace.