En el día de Australia: 50 años de relaciones diplomáticas

El 26 de octubre de 1967, España y Australia inauguraron sus relaciones diplomáticas. El perfil de ambos países ha cambiado ostensiblemente en muchos aspectos, lo que no ha impedido que las relaciones hayan progresado, se hayan extendido a diversos ámbitos y se hayan consolidado con la calificación de país amigo por ambas partes.

 

Cuando el 9 de diciembre de 1967 España nombraba a su primer encargado de negocios en Canberra y el 3 de mayo de 1968 creaba la nueva embajada en esa capital, no pudo intuir que medio siglo después la colaboración entre países separados por medio mundo sería tan fructífera y con posibilidades ciertas de verse ampliada.

La relación de España con Australia se remonta al siglo XVII con las expediciones de Quirós y Torres que recabaron en la isla-continente. La denominación de Incógnita Terra Australis otorgada por los españoles alumbraría la actual denominación del país. Después se abrió un amplio paréntesis de contactos esporádicos. Por aquella época de 1967, un grupo de españoles había emigrado a Australia en busca de prosperidad. Muchos de ellos se reunían en el Club Español, en Liverpool Street, en Sydney, donde mantuvieron el vínculo con su país de origen.

Finalizada la etapa del franquismo y ya en la senda democrática, hubo que esperar hasta el nuevo siglo para que las relaciones fueran más significativas. Ambos países se diversificaron, se hicieron más plurales, sus economías se sofisticaron y comprendieron que la distancia no era excusa para mantener unas relaciones más intensas a todos los niveles. Actualmente, unos 200.000 turistas australianos nos visitan cada año y un nutrido grupo de españoles visita Australia o elige el país austral como destino para estudiar o trabajar.

Aproximadamente unas cien empresas españolas están establecidas en Australia en sectores como, por ejemplo, defensa, construcción o infraestructuras. Empresas australianas de servicios financieros, software o minería se han interesado por España y han abierto oficinas en nuestro país.

Desembarcaron inicialmente grandes empresas, que han conseguido abrir un mercado de oportunidades, para posteriormente continuar los intercambios e inversiones pequeñas y medianas empresas de alto valor añadido y dispuestas a internacionalizarse en unos mercados llenos de oportunidades como son el australiano y el español.

La apuesta por esta relación se ha visto premiada por nuevos contratos, nuevos negocios, con nuevos flujos económicos que han multiplicado los intercambios comerciales. Nos encontramos en un punto álgido de los intercambios y, es evidente, que Australia está de moda en España como destino turístico, económico y cultural.

Desde ASBA (Australia Spain Business Association), fundada en 1994, hemos contribuido a esa expansión y consolidación en colaboración con las autoridades de ambos países. Nuestra apuesta por potenciar las relaciones en todos los ámbitos ha implicado un mayor y mejor conocimiento de Australia en España y de nuestro país en tierras australes. Desde ASBA nos marcamos como meta potenciar esas relaciones, para evitar que disminuya la colaboración entre ambos países y que se puedan crear nuevas oportunidades. Utilicemos nuestra experiencia para seguir obteniendo éxitos en el largo camino de nuestra amistad. Ya no solo somos cercanos, sino que somos amigos. Un buen recuerdo para el Día de Australia.

Por José Joaquín Díaz Monge y Carlos Díaz Marquina
Communication Manager y Secretario de ASBA

 

Fuente: El Correo Gallego

Leave a Comment

*